Durante más de 300 años se ha estado celebrando uno de los eventos más sofisticados de Ascot, el Ladies´Day. Donde las mujeres daban rienda suelta a su imaginación con los más "sofisticados" sombreros y trajes. Pero este último año, el famoso hipódromo británico de Ascot se ha visto obligado a revisar el dress code; imponiendo faldas y vestidos que deberían llegar por lo menos a la rodilla y sustituyendo el maxi tocado por sombrero o en su defecto, un tocado de máximo 10 centímetros de diámetro. ¿Creéis que lograron evitar los sombreros imposibles, de colores llamativos y forma imposibles?

Aquí tenéis algunos de los modelitos...