Los guantes

Sin duda, se ha vuelto uno de los complementos más chics para llevar a una boda. Pero si quieres llevarlos has de cumplir 3 reglas básicas.

La primera y más importante, es la de llevar la largura adecuada para el vestido que vas a lucir. Esta regla se rige en función de la manga del traje. A más larga sea la manga, más corto debe ser el guante.

Una vez hayamos acertado con la medida, vienen las normas de protocolo:  

1.- Debes ponerte únicamente un guante, el de la mano izquierda, dejando desnuda la mano derecha. Y llevaríamos el guante sobrante en la mano izquierda junto con un clunch.

2.- Debes quitarte los guantes durante el cocktail y almuerzo o cena. Y no deberías volver a ponértelos hasta el momento del baile.